¿Cómo leer más de 100 libros en un año?

No hay comentarios
La literatura ha constituido una parte importantísima del ser humano desde tiempos inmemorables. Los libros son los mejores vehículos de información que podemos encontrar. Ya sea para divertirnos, distraernos o aprender, un libro es nuestro mejor compañero. Como dijo alguna vez el famoso escritor Jorge Luis Borges, “siempre imaginé que el paraíso sería algún tipo de biblioteca”.

Las ventajas de leer son prácticamente infinitas. Nos permite estimular nuestras mentes, mejorar la memoria, reducir los niveles de estrés, aumenta el conocimiento y vocabulario en decenas de temas, etcétera. En fin, todos deberíamos incorporar este hábito.

Leer cien libros al año

Lamentablemente, nuestros horarios son cada vez más ajustados. Tratamos de hacer decenas de cosas a la vez y optimizar nuestro tiempo para poder cumplir con todas nuestras responsabilidades. Y al final nos damos cuenta que no hemos tocado ni un libro en meses.

Si sientes pasión por los libros pero tu agenda ajetreada impide que florezca, o simplemente quieres técnicas efectivas para leer más libros, este artículo es ideal para ti. Acá te dejamos cinco métodos infalibles que te permitirán leer hasta 100 libros al año:

          1.      30 minutos en la mañana, 30 minutos en la noche

Para no alterar tu horario regular, debes levantarte una hora más temprano. Si tienes problemas con despertar en la mañana, lee estos maravillosos consejos.
La noche anterior debes preparar el libro que deseas leer y déjalo en alguna mesa cerca de tu cama. Lo primero que debes hacer apenas despiertes es buscar una taza de café – para terminar de despertar correctamente – y leer durante media hora.

Incluye la misma rutina antes de acostarte. Leer debe ser la última actividad que realices durante el día. La noche es ideal para leer por sus ambientes silenciosos. Verás que con este simple consejo podrás arrasar con muchos libros en sólo una semana.

          2.      Lee entre actividades

Si estás llevando a cabo un proyecto importante o estás estudiando para un complicado examen, debes tomar pequeños respiros para que tu rendimiento sea máximo y tu cerebro no se agote.
A modo de descanso, toma tu libro y lee unas cuantas páginas. Te ayudará a despejar tu mente y a incrementar tu frecuencia de lectura.

          3.      Siempre tenlos contigo

Durante el día perdemos muchísimo tiempo en actividades triviales y ni cuenta nos damos. Podemos estar hasta media hora en el transporte público sentados revisando nuestro teléfono celular o esperando que alguien nos atienda, por ejemplo.
Para incrementar la productividad en estos momentos, siempre ten un libro en el bolso. Te sorprenderá todo lo que avanzarás en estos pequeños intervalos de tiempo.

          4.      Establece metas

Establece cuántas páginas debes leer en una hora. O cuántas páginas vas a leer por día. Con este sistema de metas puntuales llevarás un mejor de tu control de tu lectura.

          5.      Audiolibros

Los audiolibros son los mejores amigos de las personas que aman hacer dos actividades al mismo tiempo.
Lógicamente, esta idea no te permite “leer” como tal. Sin embargo, puedes escuchar los audiolibros donde quieras. Son perfectos para reproducirlos mientras haces los quehaceres del hogar o mientras realizas tus entrenamientos en el gimnasio.  

          6.      Organízate

Debes tener una lista de los libros que vas a leer. Y tenerlos al alcance, ya sea en forma física o digital. Si logras leer un libro rápidamente, pero no tienes al día siguiente el próximo, perderás la motivación y el ritmo de lectura.
Asegúrate de crear una lista inteligente con los mejores clásicos literarios. Es importante resaltar que debes priorizar algunos libros sobre otros. Puedes pedirles recomendaciones a tus amigos o buscarlas por internet dependiente de tus gustos.

          7.      Descarta libros aburridos

No te sientas culpable por dejar atrás un libro que no cumple tus expectativas. Si te aburre o la narrativa es mala, pasa a la siguiente opción en la lista. Para este consejo existen claras excepciones, y son los clásicos literarios. No vas a dejar otras “Cien años de soledad” o “Rayuela” porque ciertas partes te parecen tediosas. Hay libros que definitivamente deben estar en nuestra biblioteca mental.


Esperamos que estos consejos logren aumentar la velocidad y el número de libros que lees. Lo más importante es mantener la constancia y la motivación. Y tú, ¿cuál es tu libro favorito? ¿Cuántos libros logras leer al año? ¡No te quedes sin compartir tu opinión!

No hay comentarios :

Publicar un comentario