"Tú te vas, tú te quedas" de M.J. Arlidge

No hay comentarios

En esta novela tendremos la oportunidad de conocer a Sam y Amy, una joven pareja que se ha conocido en las más extrañas circunstancias, de hecho ambos han sido secuestrados e introducidos en una piscina vacía de 5 metros, que no dispone de escaleras, tuberías o cualquier otro medio de salir de ella.

"Tú te vas, tú te quedas" de M.J. Arlidge

Están solos, han sido abandonados al aire libre sin agua y sin comida y no tienen ni idea del tiempo que ha pasado. La situación es insoportable, se están muriendo de hambre y de sed y el secuestrador tan solo les ha dejado un par de objetos con ellos: un teléfono móvil y una pistola.

De pronto, el teléfono que estaba bloqueado suena y una presencia masculina emerge desde el otro lado. Amy es quien lo ha descolgado y la voz le pregunta: ¿Quieres vivir? En la pistola hay una sola bala, ustedes tienen que decidir quién de los dos se salvará y quien morirá. Es la única posibilidad que tienen de salir con vida de esta piscina. Las reglas del juego son muy simples, solo uno de ustedes sobrevivirá y la elección está en sus manos. ¿Quién matará a quén?

"Tú te vas, tú te quedas" de M.J. Arlidge

Cuando Amy es encontrada por la policía en medio del bosque, desnutrida, deshidratada y completamente en shock no pueden dar crédito a sus palabras. La chica afirma que ha matado a su novio pero al principio no la creen. Todo lo que les cuenta es muy extraño y las piezas no encajan.

Es entonces cuando entra en acción la protagonista de la novela, la inspectora Helen Grace, que se hará cargo de la investigación. Helen es una mujer muy alejada de ese concepto de “superwoman” que estamos acostumbrados a ver en la ficción, se trata de un personaje complejo e introvertido, con unos vicios y actitudes bastante impropios de su profesión.

Puedes seguir leyendo el post sobre la segunda entrega de esta saga: Ni Lo Ves Ni Lo Verás de M. J. Arlidge


No hay comentarios :

Publicar un comentario