“La sal de la tierra” de Daniel Wolf

No hay comentarios

Michel de Fleury es un joven que se encuentra en medio de su formación como mercader en una de las ciudades más modernas de la Italia del siglo XII: Milán. Sin embargo, su feliz vida cotidiana llega a su fin abruptamente cuando recibe una triste misiva de su hermano. En ella se cuenta que su padre ha muerto de forma inesperada, por lo que Michel debe interrumpir su aprendizaje y volver a su hogar en la Alta Lorena, ya que acaba de heredar las propiedades y también las responsabilidades de su familia.

“La sal de la tierra” de Daniel Wolf

En el año 1187 el joven mercader se encuentra en Varennes, su pueblo de nacimiento, totalmente sometido a las duras presiones de los impuestos y los constantes abusos de poder tanto por parte de la nobleza como el clero del ducado. A pesar de su juventud, consigue ingresar en el gremio de mercaderes gracias a las grandes ideas que trae consigo de la ciudad italiana.

El obispo de Varennes se comporta con la misma avaricia que los señores feudales, solo mira por sus intereses terrenales y ha descuidado por completo la faceta espiritual. De hecho, se muestra totalmente en contra de las iniciativas que pretende tomar Michel, ya que van en contra de sus intereses tanto políticos como económicos. Y es que el obispo pretende hacer fortuna al mismo tiempo que logra cargos más apetecibles.

“La sal de la tierra” de Daniel Wolf

Pero será el señor de la zona quién finalmente se enemiste con el mercader ante la idea de éste de construir un puente propio que solo pertenezca al pueblo para así no tener que pagar los abusivos impuestos por pasar por él. Al principio sus compañeros de gremio no se atreverán a dar la cara, pero vista la valentía del joven Michel al final deciden tomar cartas en el asunto.



Sigue leyendo un nuevo post en Mundo Libros: No Está Solo de Sandrone Dazieri

No hay comentarios :

Publicar un comentario