“A la sombra del árbol kauri” de Sarah Lark

No hay comentarios

Hoy os traemos la segunda parte de la trilogía que Sarah Lark empezó con “Hacia los mares de la libertad”, una novela en la que pudimos disfrutar otra vez de la apasionante cultura maorí y de los maravillosos paisajes de Nueva Zelanda.

En esta ocasión volvemos a encontrarnos con los protagonistas de la entrega anterior, aunque han pasado 10 años desde los hechos que se describieron en la misma. Lizzie y Michael viven felices con su hija, mientras que Kathleen y el reverendo Peter Burton también han encontrado, por fin, aquello que les faltaba en la vida.

 “A la sombra del árbol kauri” de Sarah Lark

En “A la sombra del árbol kauri”, como es habitual en las sagas de Sarah Lark, los protagonistas serán los hijos de estos personajes. Y en este sentido tenemos a Matariki, hija de Lizzie y Michael, una joven que ha crecido dentro de la cultura maorí con la cual se siente profundamente identificada. Pero sus padres toman la decisión de enviarla a un internado muy selecto y exclusivo, ya que esperan que en el futuro se convierta en una señorita culta y de provecho.

Por supuesto que Matariki no se adapta nada bien a su nuevo entorno, pero tampoco se deja intimidar  por sus compañeras, que la desprecian por el color de su piel y la sangre maorí que corre por sus venas. En su tiempo libre la chica prefiere montar a caballo, es el único momento del día en el que se siente libre y feliz.

Sarah Lark en una foto reciente

En uno de estos paseos, Matariki encuentra una bonita playa y se echa a descansar. De repente, dos hombres maorís aparecen y la secuestran, llevándola a una isla donde el rey, que dice ser su verdadero padre, la reclama para que ejerza su obligación como princesa de los maorís, esto es, que luche para liberar a su pueblo.



Sigue leyendo un nuevo artículo en Mundo Libros: Tu te vas, tu te quedas de M. J. Arlidge

No hay comentarios :

Publicar un comentario